Agenda
< << noviembre 2017 >> >
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

 HISTORIA

de la muy leal y fiel villa de Almorox

"Acaeció que, llegando a un lugar que llaman Almorox al tiempo que cogían las uvas, un vendimiador le dio un racimo de ellas en limosna ..."

Este fragmento del Lazarillo de Tormes transcurre en la villa de Almorox, haciendo ya referencia a la generosidad de sus gentes y la gran calidad de su vid, de la que se obtienen unos magníficos vinos.

No hay datos sobre la fecha de fundación de la villa de Almorox, pero los restos conservados de la cultura romana (el puente de las Barquillas) hacen suponer que data de esa época, habiendo cronistas que se aventura a fijar dicha fundación en la Carpetania pre-romana.

Puente de las Barguillas

La dominación romana fue muy breve, siguiendo un periodo de ocupación celtibérica, como demuestran algunos como los dólmenes que parecen sarcófagos en el paraje de San Julián.

Debido a la situación geográfica de la zona, los árabes también pasaron por aquí siendo dominada la villa y perteneciendo al distrito de Alfamín. Muestras de este periodo de ocupación árabe son diversos toponímicos, como:

  • el nombre de la villa "Almorox", anteriormente Almoroyo o Almoroyuelo, significando "Los Prados"
  • El arroyo del Moro
  • La fuente de la Mora
  • El prado del Moro
  • Senda de los Judíos
  • Valdejudíos

por estos últimos nombres, algunos cronistas atribuyen la fundación de la villa a los israelitas que huyeron de ser hechos cautivos por Nabucodonosor, o cuando menos su paso por esta comarca.

Iniciada la reconquista por el rey Alfonso VI, los "almoroxanos" participaron en la conquista de Toledo (25 de Mayo de 1085) y, por su valeroso comportamiento, la villa recibió el privilegio de dclarar a sus habitantes libres de pecho (no pagar impuestos).

El comportamiento valoroso de los almorojanos también hizo acto de presencia en la batalla de las Navas de Tolosa (1212), motivo por el cual el rey Alfonso VIII concedió el título de Leal a la villa. La presencia almorojana también se hizo notar en la batalla del Salado (1341), siendo destacado el valeroso comportamiento de estos por la crónica del reinado de Alfonso XI.

Cuando en 1423 el rey Juan II cedió a Don Álvaro de Luna (su favorito) la villa de Escalona (trocándola por la de Alfaro), la villa de Almorox fue agregada como anejo a aquel ducado, permaneciendo así hasta 1566.

En 1566 Almorox consigue su independencia de Escalona, en un pleito en el que estaban presentes:

  • por parte de Escalona el marqués Don Francisco Pacheco (duque de Escalona)
  • por parte de Almorox Juan González Testillano (alcalde de la villa) y los vecinos Antonio Bilbestre, Francisco López, Pedro Soriano y Francisco Sánchez,

siendo el juez de dicho pleito Juan Rodríguez de Mora. Con motivo de esta independencia se concede nombrar alcaldes, regidores, mayordomo, guardas y los oficiales que sean necesarios, otorgando el poder ejercer jurisdicción civil y criminal alta y baja, erigiéndose como símbolo de esta independencia la majestuosa picota.

Picota de Almorox

En 1588, durante el reinado de Felipe II, la villa de Almorox gana un pleito al Concejo de la Mesta para poder romper las lindes de las dehesas.

En 1702 se declara a la villa de Almorox libre de llevar 40 fanegas de pan cocido a la corte por distar más de 10 leguas, teniendo que crear a cambio un pósito con una capacidad de 647 fanegas de trigo (ubicado en la actual plaza de la Constitución, aunque no quedan restos, conservándose la estructura de su fachada en las actuales edificaciones).

En la guerra de Sucesión, los almorojanos también demuestran su valor en la conquista de Málaga y Granada (1719), obteniendo así para Almorox el título de Fiel Villa, otrogado por Felipe V.

La construcción del actual Ayuntamiento se finaliza el año 1799, poniendo fin al periodo en el que las reuniones locales se realizaban en la antigua ermita de San Andrés "a campana replicada", ya que en el año 1768 dicha ermita pasa a convertirse en casa parroquial.

Desde el 28 de julio de 1901 hasta enero de 1966 estuvo en funcionamiento una línea de ferrocarril entre Madrid y Almorox.

El 7 de marzo de 1905, la villa recibe la visita del rey Alfonso XIII, debido a una avería sufrida en el su coche a su paso por la villa, coincidiendo esta visita con la celebración del "Domingo Gordo" y la "subasta del Ramo", siendo recibido el rey por las autoridades locales y por la Hermandad de Ánimas o Soldadesca, que celebraba su fiesta grande. El 8 de marzo se recibió en la villa un telegrama de la reina María Cristina agradeciendo al pueblo el trato dado a su hijo.