Lugares de interés turístico

El pinar de Almorox

El pinar de Almorox

Ocupa todo el norte y noroeste del término municipal con una extensión de más de 1.400 hectáreas. Está poblado de forma densa y contínua por una sola variedad de conífera: el "pinus pinea" o pino piñonero. Constituye un área de gran belleza paisajística, con senderos y caminos para disfrutarlo, e instalaciones de uso recreativo.

Por la zona abundan los berrocales graníticos, que al mezclarse con los arroyos (como el del Moro) que discurren por este territorio, originan pequeñas gargantas y llamativas cascadas de especial belleza en épocas lluviosas.

Más información en: http://www.castillalamancha.es/sites/default/files/documentos/paginas/archivos/almorox_zepa_fich.pdf

La rivera del río Alberche

El rio Alberche por Almorox

Por la parte sur del término municipal discurre el río Alberche, afluente del río Tajo. Esta zona era utilizada antiguamente como descansadero de ganado, pero con el paso del tiempo se ha convertido en una zona de baño muy visitada en la época estival, por lo que se ha habilitado un merendero. El cauce del río está rodeado por una hermosa chopera que dota al lugar de una singular belleza.

Iglesia Parroquial de San Cristobal

Puerta norte de la iglesia

Declarada Monumento Histórico Artístico de carácter nacional en 1983, su construcción se llevó a cabo a comienzos del siglo XVI, bajo el reinado de los Reyes Católicos, a cargo del arquitecto Gil de Ontañón, adoptando el estilo gótico de transición. Está construida en piedra de sillería, cimentada sobre la misma roca del suelo. Se compone de una única nave de 40x18m, con una bóveda de cañón sustentada en arcos ojivales y reforzada mediante nervaturas.

En su interior hay que destacar los retablos de San Roque, atribuido al pintor Juan Correa de Vivar, y el de Santa Lucia, de Alonso de Berruguete, y otros 3 retablos más. Se puede apreciar el púlpito de estilo gótico-mudejar de principios del siglo XVI. También hay que mencionar su Sacristía, considerada una obra arquitectónica magistral, atribuida a Ochoa de Muniategui, cuyos planes fueron corregidos por el arquitecto Alonso de Covarrubias. la cual alberga una escalera de caracol, de talla única, una de las pocas existentes en España.

El coro fue restaurado en el año 2013.

En su exterior destaca la portada de la fachada norte, labrada por el maestro Juan Fernández en un estilo plateresco, adornada con elementos góticos y mudéjares. También presenta capiteles coríntios formando caprichosos remates.

La parroquia tiene página propia, visítela si desea obtener más información.

Picota

Picota

Insigne monumento que se alza majestuoso en el centro de la plaza de la Constitución. Fue erigida en 1566, bajo el reinado de Felipe II, como símbolo de la libertad jurisdicional de la villa, hasta entonces dependiente del señorío de Escalona, por Cédula Real firmada en Uclés el 11 de abril de 1566.

Es un cilindro de piedra berroqueña de 8m de altura, con gradería de cinco peldaños y coronada por cuatro cabezas de leones y un templete de columnas jónicas. Destaca entre las de su estilo por su belleza, esbeltez y excelente conservación.

Ayuntamiento

Ayuntamiento

Construido a finales del siglo XVIII, bajo el reinado de Carlos IV, de estilo barroco construido en piedra de sillería, consta de dos plantas, destacando en la inferior siete arcos de medio punto (cinco frontales y dos laterales), que sustentan las balconadas que presenta la parte superior. El edificio civil se encuentra coronado por un pequeño campanario que alberga un reloj.

Ermita de Nuestra señora de la Piedad

Ermita

Enclavada en el denominado "Cerro de la Ermita", en su construcción en el siglo XVII destaca la combinación de ladrillo con piedra de mampostería, rasgos típicos del estilo toledano, heredero del arte mudéjar. Consta de tres naves, separadas por arcos de medio punto.

Acoge en su interior a las dos imágenes más veneradas en la villa: La virgen de la Piedad y el Santísimo Cristo de la Piedad, cuyo culto da lugar a las dos festividades más relevantes del municipio.

 

Puente de las Barguillas

Puente de las Barguillas

En las inmediaciones del margen izquierdo de la carretera Almorox-Cenicientos, se ecuentra un pequeño barranco donde se levanta un puente construido en la época de la colonización Romana de la zona. Consta de un solo ojo, formado por un arco de medio punto, por encima del arroyo Tabalón, presentando una magnífica hilada hecha a partir de sillares de granito muy bien labrados. Destaca su excelente estado de conservación. Más información.

Puente de las Pasaderas

En la carretera Almorox-Cenicientos, en el margen izquierdo, hay un puente construido a finales del siglo XVII. Destaca, al igual que en diversas construcciones de la localidad, la combinación de ladrillo con piedra de mampostería. Está situado sobre el arrollo Tordillos.